De aquí, de allá y de más allá…

Encuentro interesante y bien a tono con la realidad el tema que se está desarrollando en las distintas paginas sociales de la WEB. Los comentarios “de aquí y de allá” traen a colación un problema que debe ser de interés general.

Es interesante notar que compañeros radioaficionados relativamente jóvenes en la radioafición son los que se preocupan por estos asuntos tan importantes. No debemos culpar a nadie en particular, debemos enfrentarnos al asunto con fuerza y esperando mejorar el problema que debe serla preocuación de todos.

Recordemos que la radioafición no es necesariamente un “hobby” o pasatiempo, es un SERVICIO donde participa la comunidad en general y que además de ser un servicio nos brinda la oportunidad de disfrutarlo cuando no existe una emergencia.

La radioafición es experimentar, es construir, es estudiar y una forma de prepararnos para servir. Como he dicho muchas veces – el que quiera tener facilidades de comunicación para tan solo hablar con otros debe pensar en los servicios ciudadanos, la banda ciudadana, “family radio” y otros servicios que nuestro gobierno ofrece sin necesidad de estudio, exámenes, restricciones o licencias. La radioafición no es para ellos.

El Servicio de Radioaficionados es para estudiar, diseñar, construir, experimentar y sobretodo para servir en casos de emergencia a la ciudadanía y a al gobierno. Para cumplir con estos preceptos hay que ser una persona dedicada, estudiosa y sobre todo dispuesta a sacrificarse para servir en casos de emergencias, cumplir con las reglas que nos impone la FCC a cambio de una licencia de radioaficionado. Debemos ser el ejemplo para los que le tocan a nuestra puerta.

Al pasar el tiempo se han formalizado organizaciones internacionales, organizaciones locales, clubes y grupos con la idea de unir a los interesados en las comunicaciones para servir, no para conseguir un permiso para que Juan hable con José por radio.

Es la obligación de cada radioaficionado ayudar y educar a otros para lograr un crecimiento continuo del Servicio de Radioaficionados. La radioafición es una de las pocas actividades que por décadas ha podido auto-sancionarse. Las entidades de gobierno, muy en especial la Comisión Federal de Comunicaciones, que nos regula, ha hecho saber públicamente que somos una de muy pocas instituciones experta en auto-regularnos – como dice el americano, “self policing” . Es por eso que no debemos poner el peso del buen comportamiento social, moral y comunitario en manos de las agencias de ley y orden. Debemos culparnos nosotros mismos por no saber cumplir y hacer que se cumpla con las leyes y regulaciones. El comportamiento de los pinos nuevos que llegan a nuestra organización centenaria depende de la calidad del que enseña. Como en el aula escolar, la calidad de la enseñanza y del que enseña será la calidad del comportamiento del que aprende.

Me parece muy oportuno que en estos tiempos de crisis nacional los clubes y grupos dediquen más tiempo a enseñar, a compartir y a laborar junto a los que comienzan para así, sin culpar a nadie, logremos una mejor radioafición. Vamos todos juntos a construir una “escuelita” de enseñanza de calidad…

Hasta el próximo lunes de boricua

73 de

Víctor-KP4PQ

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *