A medida que avanzan los preparativos para la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2023 (CMR-23), la Unión Internacional de Radioaficionados (IARU) continúa sus esfuerzos para proteger las asignaciones de aficionados y aficionados por satélite. La conferencia internacional, que generalmente tiene lugar cada 4 años, está patrocinada por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

IARU participó en la primera reunión en línea del Equipo de Proyecto A (PTA) del Grupo Preparatorio de Conferencias (CPG) de la CMR-23 CEPT, informando esta semana que “se hizo un buen comienzo en temas de interés para los servicios de aficionados y aficionados por satélite. »

El punto 1.12 del orden del día trata los estudios derivados de la CMR-19 que están en curso para considerar una nueva atribución secundaria al servicio de exploración de la Tierra por satélite (activo) (SETS activo) para sirenas de radar a bordo de vehículos espaciales en la gama 40-50 MHz, teniendo en cuenta la protección de los servicios establecidos (incluso en bandas adyacentes), que incluiría 6 metros. Un puñado de países también han asignado bandas secundarias de aficionados en las proximidades de 40 MHz.

La Resolución de la CMR-19 (Res.656), que ordenó los estudios, señaló que los sensores de RF activos desde el espacio pueden proporcionar información única sobre las propiedades físicas de la Tierra, y que la teledetección activa desde el espacio requiere rangos de frecuencia específicos dependiendo de los fenómenos físicos. a ser observado. Los radares espaciales están destinados a operar solo en áreas deshabitadas o escasamente pobladas, con especial atención a los desiertos y campos de hielo polar, entre las 3 a. M. Y las 6 a. M. Hora local.

El punto 1.14 del orden del día trata del servicio de exploración de la Tierra por satélite (pasivo) (SETS pasivo) en el rango de 231,5 a 250 GHz. Los servicios de aficionados y de aficionados por satélite tienen una atribución primaria en 248 – 250 GHz y una atribución secundaria en 241 – 248 GHz.

El punto 9.1 del orden del día considerará y aprobará el Informe del Director de la Oficina de Radiocomunicaciones de la UIT sobre las actividades del Sector de Radiocomunicaciones desde la CMR-19. Esto incluye una revisión de las atribuciones al servicio de aficionados y al servicio de aficionados por satélite en la banda de frecuencias 1.240 – 1.300 MHz para determinar si se requieren medidas adicionales para asegurar la protección del servicio de radionavegación por satélite (espacio-Tierra) en funcionamiento (SRNS). en la misma banda.

La banda 1.240 – 1.300 MHz está atribuida en todo el mundo al servicio de aficionados a título secundario, y el servicio de aficionados por satélite (Tierra-espacio) puede funcionar en la banda 1.260 – 1.270 MHz. La principal preocupación es el potencial de interferencia con el Sistema de navegación por satélite (GPS) global de Galileo en la Región 1 de la UIT (Europa, Oriente Medio y África). Se han informado casos de interferencia a uno de los canales del SRNS por operaciones de aficionados. IARU ha dicho que está dispuesta a cooperar plenamente en cualquier estudio.

La IARU participó en la reunión inicial del Equipo de Proyecto C de la CPG de la CEPT de la CMR-23, donde se discutió la posición preliminar de la CEPT sobre los estudios internacionales sobre coexistencia entre el servicio de aficionados y el SRNS.

El punto 9.1A del orden del día se refiere a los sensores meteorológicos espaciales, que deben protegerse mediante reglamentación sin imponer limitaciones a los servicios establecidos. “El alcance de este tema es amplio y podría cubrir el espectro de HF a EHF”, dijo IARU. «Hasta que se avancen los estudios, no hay certeza de cómo podrían verse afectados los servicios de aficionados y de aficionados por satélite».

El punto 9.1C del orden del día fue propuesto por algunos países interesados ​​en el posible uso de tecnologías móviles en las bandas de frecuencias atribuidas al servicio fijo. “En la práctica, las atribuciones al servicio de aficionados en el rango de 430 MHz a 250 GHz podrían verse afectadas cuando hay una atribución primaria al servicio fijo y una atribución secundaria al servicio de aficionados”, dijo IARU, citando 2,3 GHz y 3,4 GHz como ejemplos.

El verano pasado, Francia presentó una propuesta para considerar 144-146 MHz como una atribución primaria al servicio móvil aeronáutico, como parte de una consideración más amplia del espectro atribuido a ese servicio.

IARU se comprometió a continuar «representando los servicios de aficionados y aficionados por satélite en todo el espectro electromagnético en las reuniones de los organismos reguladores durante los próximos meses».