La ARRL ha presentado comentarios sobre dos borradores de recomendaciones aprobados en octubre por el Comité Asesor de la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones (WAC) de la FCC. Los comentarios se centran en el proyecto de recomendaciones para la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2023 (CMR-23), punto 1.2 del orden del día (AI). AI 1.2 considerará la identificación de frecuencias en las bandas 3.3 – 3.4 GHz y 10.0 – 10.5 GHz, entre otras, «para Telecomunicaciones Móviles Internacionales (IMT), incluidas posibles asignaciones adicionales al servicio móvil a título primario», de acuerdo con La Resolución 245 de la CMR-19. ARRL instó a que no se cambiaran las atribuciones secundarias internacionales de 3,3 – 3,4 GHz al servicio de aficionados en las Regiones 2 (América) y 3 (Oceanía) de la UIT, ni a que asignación por satélite de aficionados.

“Los radioaficionados hacen un uso sustancial de ambas bandas”, dijo ARRL en sus comentarios. “Han realizado experimentos y diseñado sistemas que protegen a los usuarios principales. La falta de quejas por interferencia es una prueba de que han tenido éxito al hacerlo. De esta manera, se exploran nuevos horizontes del espectro y se desarrollan nuevas técnicas que le dan al espectro un uso productivo que de otra manera representaría oportunidades perdidas y desperdicio del recurso natural ”.

La ARRL destacó que las opiniones preliminares del WAC no sugieren que las atribuciones secundarias internacionales al Servicio de Aficionados no continúen en ambas bandas. ARRL dijo que quería reafirmar que estas asignaciones secundarias continúan siendo importantes y útiles y que la CMR-23 no debería considerar cambiar ninguna de las asignaciones secundarias.

“El intercambio entre usuarios primarios y usuarios secundarios de radioaficionados ha tenido un gran éxito, y la tabla nacional de EE. UU. Reflejó las asignaciones internacionales hasta este año”, dijo ARRL. En septiembre, sin embargo, la FCC adoptó una Orden para eliminar las asignaciones secundarias de aficionados y aficionados por satélite en la banda de 3.3 – 3.5 GHz. Las operaciones de radioaficionados pueden continuar de manera secundaria, sujeto a decisiones que se tomen sobre cuestiones planteadas en un Aviso adicional de propuesta de reglamentación en el procedimiento, WT Docket 19-348.

La ARRL sostuvo que la radioafición debería seguir siendo secundaria en las atribuciones internacionales en 3,3 – 3,4 GHz «hasta que se conozca más sobre las características técnicas de los equipos que serán utilizados por los nuevos servicios y el alcance de la construcción geográfica».

Con respecto a 10,0 – 10,5 GHz, ARRL señaló que se ha utilizado para muchos experimentos y pruebas terrestres de aficionados que han ayudado a desarrollar las características técnicas de la banda. La banda también se utiliza mucho en gran parte del mundo como enlace descendente para el satélite aficionado de Qatar Es’hail-2 (QO-100).

La ARRL señaló que los radioaficionados que utilizan el espectro secundario en 3.3 – 3.4 GHz y 10.0 – 10.5 GHz «han desarrollado y perfeccionado sus equipos y capacidades para compartir con los servicios existentes».

“El Servicio de Aficionados se ha ganado la reputación de hacer un uso cuidadoso y no excluyente de sus asignaciones secundarias y continuará haciéndolo”, concluyó el ARRL. “Por lo tanto, solicitamos respetuosamente que el Servicio de Aficionados y el Servicio de Aficionados por Satélite continúen como servicios secundarios en las bandas anteriores”.